Como bien dicen nuestros compañeros de Brandominus Marketing Online Creativo, existen dos formas de seducir a los clientes. Inbound y Outbound Marketing.

La de siempre, la de toda la vida, el Outbound Marketing. Estar allí donde miren y sonar ahí donde escuchen. Hoy por hoy, hay tantos momentos en los que estamos expuestos a ese abordaje de millones y millones de platillos volantes, que estamos saturados. Incluso, llegamos al punto de la animadversión hacia cada uno de estos “marcianos” que nos acosan.

La otra, la mucho mejor, el Inbound Marketing. Pongámonos en la piel del cliente y pensemos como harían ellos para solucionar su problema. Como nos buscaría? Pues vallamos allí, pues allí nos encontrará, con un café con leche y un cruasán, esperándole.

 

Pues eso, pensemos como piensan nuestros clientes y preparemos las solucionemos a sus problemas, antes incluso que se hayan dado cuenta que las tienen.